¿Cuál es el plazo para solicitar el concurso de acreedores?

¿Cuál es el plazo para solicitar el concurso de acreedores?

Declarar situación de insolvencia

Como abogado experto en Derecho Concursal en Palma me enfrento, muy a menudo, a preguntas sobre los plazos para solicitar el concurso de acreedores. En el momento actual, con motivo de la crisis sanitaria y los continuos cambios que implica, estas preguntas se producen con más frecuencia si cabe, por lo que he escrito este artículo. Para explicarlo con más en profundidad.

Hasta el Estado de Alarma, el plazo para solicitar concurso acreedores, según la Ley Concursal, era de 2 meses desde que es factible conocer la situación de insolvencia de la empresa. Ahora y debido a la crisis sanitaria, LOS PLAZOS SE HAN ALARGADO hasta el 31 de diciembre de 2020.

Lo primero es definir los términos. La situación de insolvencia se produce cuando no es posible el cumplimiento de nuestras obligaciones con los acreedores.

Esta situación de insolvencia se produce cuando se dan los siguientes factores:

  • Incumplimiento en el pago de sus obligaciones o deudas, inclusive deudas tributarias, Seguridad Social, salarios e indemnizaciones.
  • Embargos por ejecuciones pendientes que afectan al patrimonio del empresario.
  • Alzamiento de bienes o liquidación ruinosa de bienes.

¿Es posible interrumpir el plazo de solicitud de concurso acreedores?

El plazo para solicitar el concurso de acreedores queda interrumpido en determinados supuestos que establece la Ley, aunque es obligación comunicarle al juez que se dan dichos supuestos. Éstos pueden ser negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o una propuesta anticipada de convenio o un acuerdo extrajudicial de pago.

Consecuencias de no solicitar el concurso acreedores

El hecho de no solicitar el concurso acreedores en Palma o la localidad donde está establecida tu empresa, dentro de los plazos de la Ley Concursal, conlleva consecuencias de tipo personal y patrimonial para el deudor, sus representantes legales y sus posibles cómplices. Esta responsabilidad será resuelta en la sección de calificación del concurso, por medio de sentencia, que es ejecutable.

Objetivo de los procesos concursales

El objetivo último de este instrumento jurídico es procurar que la empresa no termine su actividad por una situación financiera negativa que puede ser puntual y que pueda hacer frente a sus deudas.

Es el juez quien nombra un administrador concursal para que efectúe un análisis de la empresa y decida los plazos para que el empresario deudor negocie con sus acreedores sobre la estrategia financiera que incluya los pagos a éstos.

En mi experiencia como abogado experto en Derecho Concursal en Palma en Mallorca he tratado constantemente con la figura del administrador concursal.

No se le suele tener en cuenta al plantearse este procedimiento, pero su aportación es fundamental en todo el proceso. Su trabajo consiste en analizar y asegurar que la empresa declarada en concurso cumple la Ley. Y realiza una auditoría de su inventario para cruzarlo con los créditos de sus acreedores, lo que planteará al juez en un informe para el convenio o liquidación de la empresa resultantes.

¿Quién está capacitado para ser administrador concursal?

Por lo común será un abogado o economista con experiencia de al menos 5 años, pero también formado en Derecho Concursal. Deben contratar un seguro de responsabilidad civil. El momento decisivo de su informe llega en la fase de calificación, porque ahí es donde debe reflejar si la insolvencia del deudor ha sido por causas ajenas al equipo directivo de la empresa o por cuestiones más identificables y, por tanto, con responsabilidades más concretas. Y esto sería mucho más problemático para el deudor.

¿Debo preocuparme por la actuación del administrador concursal? 

Los empresarios que actúen dentro de la legalidad no deben temer las consecuencias del trabajo de los administradores concursales, ya que éstos se limitan a asegurarse de que así ha sido y que la empresa pueda continuar su actividad. Por el contrario, si no se ha cumplido la Ley y la administración ha sido deshonesta, el administrador concursal, en colaboración con el Ministerio Fiscal, pueden proponer a su Señoría que un concurso sea calificado como culpable.

Cuando nos necesite, como despacho especializado en derecho concursal en Palma de Mallorca podemos asesorarles y valorar su situación concursal, pero también posibles soluciones e incluso acuerdos extrajudiciales que eviten la liquidación y que defiendan los intereses de su empresa.