Cuál es la diferencia entre el concurso de acreedores voluntario y el concurso necesario

Cuál es la diferencia entre el concurso de acreedores voluntario y el concurso necesario

Concurso de acreedores necesario y voluntario

Los tipos de concurso que existen preocupan mucho a los potenciales concursados que acuden a nuestro despacho como abogados expertos en concursos de acreedores en Palma de Mallorca, pues se trata de procedimientos que tienen diferentes caminos y consecuencias en función de sus características. Inclusive preocupa también cómo funciona el tema de los administradores en los concursos de acreedores en Palma de Mallorca.

El Artículo 29 de la Ley Concursal diferencia en su primer apartado el concurso de acreedores voluntario que, promovido por el propio concursado o deudor, se inicia por solicitud primera de éste. El concurso de acreedores necesario, por contra, se produce en todos los demás casos, cuando incluso el deudor presenta su propia solicitud de concurso, pero cuando ya otras personas legitimadas (normalmente son los acreedores) se han adelantado y han presentado las suyas, por lo que el juez realiza la calificación de concurso necesario.

Hasta cuando otros legitimados hayan presentado solicitud de declaración de concurso, siendo admitida a trámite 3 meses antes, aunque luego hayan rectificado o no hayan comparecido, y en general no hayan perseverado en dicha solicitud, se mantiene esta calificación de concurso necesario.

La Ley Concursal y las herencias

Esto mismo ocurre cuando se produce la primera solicitud de declaración de concurso sobre una herencia. Si dicha primera solicitud la efectúa el administrador de la herencia o un heredero, estaríamos hablando de concurso voluntario. En el resto de la casuística y con el mismo límite de 3 meses antes, si se produjera una solicitud de otro legitimado contra el deudor, previa a su fallecimiento o contra la herencia, estaríamos hablando de concurso necesario.

Si necesitas informarte sobre un concurso contra una herencia en Palma o en la localidad en que te afecte este procedimiento, tanto como deudor y como potencial concursado, no dudes en dirigirte a nuestro despacho de abogados expertos en Derecho Concursal.

Calificación del concurso necesario o voluntario

Dicha calificación tiene importantes consecuencias en el procedimiento de concurso de acreedores. Incluso por las potenciales atribuciones del administrador del concurso de acreedores en Palma de Mallorca

Una de las más importantes es la conservación de las facultades de administración y disposición sobre los activos del concurso por parte del deudor, cuando encontramos en concurso voluntario, eso sí, bajo el control de la administración concursal, que puede limitar bastante dicha libertad del concursado y sus administradores.

En el concurso necesario, por el contrario, todo el concursado verá sus facultades de administración y disposición sobre los activos del concurso en suspenso. Su capacidad de decisión sobre dichos activos se verá total o parcialmente sustituida por la administración concursal, aunque será siempre Su Señoría quien tenga la última palabra.

Porque el objetivo del concurso de acreedores no es nunca castigar a nadie, en principio, salvo que se produzca una calificación de concurso culpable, sino que aquí de lo que se trata es de reflotar la situación financiera del concursado y salvar puestos de trabajo y los créditos que corresponden a los acreedores, incluso mediante la continuación (en el mejor de los casos) de propia actividad económica y la salvación del patrimonio del concursado.

¿Cuándo presentar la solicitud del concurso de acreedores?

Muchas veces, nuestros clientes de nuestro despacho de abogados concursales en Palma nos preguntan cuándo y cómo hacer la solicitud del concurso de acreedores, tanto si son deudores como si reclaman derechos sobre un potencial concursado.

Como en otros procedimientos judiciales, lo mejor es no dormirse en los laureles y tomar cierta iniciativa en la defensa de nuestros derechos legales.

El tiempo siempre juega en contra del concursado y la calificación de concurso voluntario es una de las razones por las cuales el deudor debería siempre tomar la iniciativa en su propio concurso de acreedores. Al aproximarse a este procedimiento con las mayores ventajas, dado que en principio no es una situación desfavorable al concursado, sino que puede obtener una gran protección jurídica frente a los apremios de acreedores e incluso de la propia Administración.

El concurso de acreedores voluntario no es óbice el resto de legitimados en el concurso puedan presentar sus propias solicitudes. La única diferencia radica en si es el deudor el que realiza la primera solicitud de concurso de acreedores, lo que determinaría su calificación como concurso voluntario y le haría beneficiario de ventajas como las siguientes pasamos a comentar.

Calificación de concurso culpable y fortuito

Una de las principales preocupaciones de nuestros clientes, como abogados expertos en derecho concursal en Palma, son las potenciales consecuencias negativas de la calificación de un concurso culpable.

Es deber del potencial concursado, cuando es lógico reconocer el deterioro de su situación financiera, es acudir él o ella mismo/a al juzgado y presentar la solicitud de concurso de acreedores. Por lo tanto, como en todo otro procedimiento, el cumplimiento o no de dicha obligación tendrá consecuencias importantes en la calificación del concurso culpable o fortuito. Y es que una de las cosas que nos debe preocupar más, como potenciales concursados, es la posibilidad de que seamos acusados de dolo en el origen o agravamiento de nuestra situación financiera, la cual ha perjudicado a terceros.

En este sentido, es muy importante asesorarnos con un experto en derecho concursal que nos guíe en el procedimiento del concurso de acreedores, incluso antes de empezar a hacer nada. Los incumplimientos de los deberes legales del deudor pueden traer aparejados graves consecuencias legales, si al final el concurso es calificado como culpable, por lo que conviene mucho gozar del mejor asesoramiento legal en un concurso de acreedores que se nos presente en el horizonte. también si somos acreedores nos conviene ser asesorados en consecuencia por un abogado concursal defender nuestros derechos de cobro en estos procedimientos tan complicados.

Consecuencias de la calificación del concurso culpable

Una de las peores consecuencias de la calificación del concurso necesario es que pueda derivar en una posterior calificación del concurso culpable. Y esto nos puede traer aparejadas las siguientes sanciones: inhabilitación para administrar bienes ajenos pon hasta 15 años, pérdida de derechos como acreedores concursales, restitución de los bienes que se hayan percibido de forma indebida, indemnizaciones por daños y perjuicios y hasta el pago íntegro o parcial del déficit del concurso.

Por lo tanto, cómo despacho de abogados expertos en concurso de acreedores en Palma de Mallorca, recomendamos a nuestros clientes amigos que por favor no dejen para última hora asesoramiento legal en estos procedimientos y piensen en las posibles consecuencias.