Responsabilidad de los administradores en un Concurso de Acreedores

Responsabilidad de los administradores en un Concurso de Acreedores

En muchas ocasiones, los clientes acuden a nuestro despacho de abogados en Palma preocupados por las posibles consecuencias que el concurso de acreedores puede suponer para ellos como administradores.

En este artículo analizaremos qué fundamentos y qué consecuencias tiene la calificación culpable de un concurso de acreedores y lo haremos desde nuestra experiencia como abogados expertos en derecho concursal en Palma de Mallorca.

¿Qué es la pieza de calificación?

Se trata de la etapa del concurso de acreedores en la que se juzga la actuación del deudor o sus administradores o representantes legales. Se trata de identificar las razones de la insolvencia del deudor por si hubiera razones de insolvencia culposas, causadas por acciones y personas que se pueden determinar.

La apertura de la pieza de calificación se produce cuando existe un acuerdo sobre la apertura de la fase de liquidación o cuando se ha aprobado un convenio a tal efecto. En este sentido, sólo no se realizará la apertura en el caso en que el convenio establecido determine que haya acreedores que tengan una quita inferior al 33% o un periodo de espera por debajo de los 3 años. Claro está, una excepción a la regla que no se hará efectiva si no se cumple este convenio, pues entonces se iniciará la apertura de la fase de calificación.

¿Qué motivos hay para la calificación culpable del concurso?

La Ley Concursal marca como inicio de una calificación culpable toda conducta que provoque el principio o empeoramiento del estado de insolvencia del deudor, pero es necesario que exista culpa grave o dolo.

Para simplificar esta calificación, existen unos supuestos en los que ya se presupone ese dolo o culpa grave y entonces se deberá probar lo contrario. Uno de los más claros es la omisión del deber de haber solicitado el concurso en el plazo que la Ley establece, pero también se puede aplicar la no colaboración con Su Señoría o la administración concursal. Éstos son algunos de los supuestos más frecuentes y notorios.

La calificación culpable puede ser probadas y agravada cuando se producen irregularidades flagrantes en aspectos importantes de la gestión. Todo lo que afecta a la contabilidad del deudor, por ejemplo, o delitos per sé como el alzamiento de bienes o la liquidación fraudulenta de esos bienes, que como del deudor servirían para satisfacer los créditos de sus acreedores. Todo ello es un agravante importante si se demostrase que ocurrió en el plazo de dos años previos a que se declare el concurso.

¿Quién puede ser parte de la pieza de calificación y a quiénes afecta?

Como en todo procedimiento, es fundamental acudir al mismo con las garantías legales que nos puede ofrecer nuestro abogado experto en Derecho Concursal. Son muchas las personas que se pueden ver implicadas en una pieza de calificación, de una u otra manera.

En general, puede ser parte todo aquél que pueda demostrar interés legítimo en el concurso, que acompañará su reclamación con un escrito en el que se informe de cuanto sea de interés para la calificación culpable del concurso. Todo ello a expensas de que sea la Administración Concursal y el Ministerio Fiscal, como autoridades competentes, los que determinen esta calificación del concurso.

Y sobre qué personas se pueden encontrar involucradas en la calificación culpable del concurso, para empezar, tenemos a los protagonistas de todo concurso de acreedores: el deudor y/o sus representantes legales, cuando estamos ante persona física. Y en el caso de que nos encontremos ante persona jurídica, afectará a sus administradores, apoderados, liquidadores, etc. Esas personas que ostentaron tal responsabilidad en el plazo de 2 años previo a la declaración del concurso,

Por supuesto, la culpabilidad del concurso tendrá como cómplices a esas personas que con dolo o culpa grave comparten la responsabilidad de los mencionados por sus acciones.

¿Qué consecuencias cabe esperar de una calificación culpable del concurso?

Es la gran pregunta que nos hacen nuestros clientes como abogados concursales en Mallorca. La propia sentencia de calificación culpable del concurso enunciará las siguientes medidas contra los dichos culpables:

  • Estas personas condenadas como cómplices perderán su derecho a exigir la satisfacción de sus créditos.
  • Es más: estas personas se verán forzadas a devolver a la masa activa aquellos derechos o bienes que hubieran extraído de forma irregular del patrimonio del deudor, con la obligación de reparar con indemnizaciones los efectos adversos provocados.
  • Cuando la apertura de la pieza de calificación tenga su origen en la liquidación de empresa concursada, los condenados por la calificación culpable podrían verse obligados a cubrir el déficit patrimonial causado en dicha empresa concursada. Este déficit será la diferencia negativa en la satisfacción de los créditos de los acreedores toda vez que ya se hayan repartido los activos.
  • Inhabilitación de los involucrados para administrar bienes ajenos o representar a nadie en un plazo de entre 2 y 15 años.

Quiero solicitar el concurso de acreedores pero no quiero que me afecte una calificación culpable

Lo primero que debemos decir es que la calificación del concurso contiene demasiados factores intervinientes y por tanto es muy difícil predecir lo que va a pasar. Sin embargo, hay aspectos muy esenciales, como el modus operandi del deudor previo a la declaración del concurso: ya hemos dicho que la omisión de solicitar dicho concurso, por ejemplo, constituye uno de los supuestos de calificación culpable más recurrentes y graves.

En general, la colaboración entre el concursado y la autoridad competente es uno de los factores más importantes a la hora de calificar, pero también tenemos aspectos internos de la gestión de la empresa concursada, como la llevanza de la contabilidad, para la cual existen normas contables que es ilegal ignorar o contravenir.

Desde luego que la única manera de asegurarnos más y enfrentarnos al procedimiento con garantías es hacerlo con los mejores abogados concursales de Mallorca. Y como aval te ofrecemos nuestro prestigio y experiencia como especialistas en Derecho Concursal.